-          Materiales:

Hojas en blanco, tijeras, marcadores

-          Tiempo:

Entre 30 y 45 minutos

-          Consigna:

Cada participante toma una hoja y la corta en 10 trozos iguales.
En cada trozo, escribe una cualidad o característica personal.
Al terminar, con los diez papeles, hace una especie de repollo, poniendo en el centro (corazón) las cualidades o características que él considera más positivas, y en la parte de afuera, las que considera más negativas.
Luego, cada uno elige a una persona –en lo posible que no conozca- y durante 15 minutos tratan de comunicarse, explicando al compañero cuál es su personalidad, representada en el “repollo”, que ha preparado.
En Plenario, cada uno presenta a su compañero y le comunica la o las características o cualidades que más le han llamado la atención en el otro.
Al final, se evalúa la dinámica.